“Nuestro cuerpo, mente y espíritu se conectan como un rompecabezas para sacar lo mejor de nosotros mismos”

Cuando volvemos al diseño original y le preguntamos a nuestro Creador cuál fue Su idea inicial con nosotros, muchos de nuestros problemas resultan ser tan minúsculos que ya no son un obstáculo para nuestro camino. Busco encontrar esta respuesta del Padre para tener herramientas para ayudarte a aliviar tus cargas.
Natalia Puga
NATALIA PUGA

Natalia es una profesional en la que puedo confiar

Siento que con ella me puedo abrir y entre las dos buscar soluciones a temas a los que a veces no les veo una salida. Me siento muy cómoda cuando hablo con ella porque me demuestra su profesionalismo pero además su empatía. La recomiendo 100% porque muchas veces necesitamos tratar temas que a veces nos avergüenzan o que pasamos por alto esperando que solos se vayan y ella es la persona correcta para eso.

Con este testimonio quiero compartir lo maravilloso que Dios ha sido conmigo

pues puso en mi camino a la doctora Natalia, que con su forma de transmitir sus consejos, he sido transformando en un hombre respetuoso; dejé de ser posesivo y me enfrenté a mi pasado para ser liberado de celos enfermizos y autoestima baja que me trajo muchos problemas a mi vida personal. Gracias a Dios y a sus terapias he salido adelante en poner a Dios más alto que las cosas que me rodean. Muchas gracias Dios y a ti doctora Natalia. Dios te bendiga mucho.

Doy gracias a Dios por conocer a Natalia, mi hija estuvo apunto de morir

y hemos podido ir superando esta dura etapa de vida. No es fácil aceptar que algunos jóvenes sufren esta clase de trastornos mentales. Solo los padres que afrontamos estas difíciles crisis de nuestros hijos entendemos que cuando verdaderamente los amamos nos damos esos espacios para dialogar y ayudarlos a salir a delante con la voluntad de Dios. Una vez más bendigo a Natalia. Gracias a sus terapias y asesorías mi hija está sana y nuestro lazo mucho más restaurado. Bendiciones.

0
países
+ 0
meses de consulta
+ 0
pacientes tratados
+ 0
horas de consulta

¡ siempre hay buenas razones para continuar !

Hay momentos en los que la gasolina del día se agota y no encontramos motivos para seguir adelante. Recuerda siempre, mientras haya vida, hay esperanza.

Abrir chat
Pregúntame para aclarar tus dudas